Mejores Gobernantes

21 de noviembre de 2005

Gobernantes corruptos, incapaces, ineficientes. Ciudadanos...?

Noviembre 2005


Pobreza, secuestros, narcotráfico, migración. Sin duda nuestros gobernantes son culpables de estos problemas.  Sin embargo, ¿no lo somos también los ciudadanos? Porque, ¿qué hacemos los ciudadanos para evitar que personas corruptas, incapaces, ineficientes, etc., sean electas para los puestos donde se toman las decisiones para el progreso de todo un país? ¿Proponemos los ciudadanos mecanismos para que los cargos de gobernantes sean ocupados por los mexicanos mejor preparados, más capaces y con mejores propuestas? Si los ciudadanos no presentamos iniciativas para que sólo los mejores mexicanos nos gobiernen, ¿cree usted que nuestros gobernantes las propondrán? ¿Cree usted que a nuestros gobernantes les convenga que no existan métodos para mejorar el proceso de selección y, de esta forma, que gente mediocre, sin habilidades, sin ideas, sin ética, etc., pueda seguir gobernando?

Quisiera comentar unas ideas que estoy seguro que usted, como muchos otros mexicanos, ha considerado una y otra vez, pero que, desafortunadamente, nuestros gobernantes no implementan.


1. Curriculum Vitae y Programa de trabajo:

Cada vez que se realizan elecciones en nuestro país, los candidatos inundan las ciudades con propaganda política con sus fotografías, sus nombres y los nombres de sus partidos políticos. ¿Qué información de importancia nos puede dar una simple fotografía del candidato con su nombre y el del partido al que pertenece?

¿Qué pasaría si la gente que busca empleo se presentara en las empresas llevando únicamente su fotografía con su nombre? Seguramente nadie los contrataría, ¿verdad? Entonces, ¿por qué no nos parece absurdo que elijamos a nuestros gobernantes en base a sus apariencias?

Todo candidato a gobernante (y no sólo a Presidente de la República, sino a Diputado, Senador, Gobernador, Presidente Municipal, Jefe Delegacional, etc.) debería presentar durante sus campañas:

1. Currículum Vítae: logros profesionales, experiencia política o laboral, reformas impulsadas y proyectos ejecutados, antecedentes académicos, etc.
2. Programa de trabajo en caso de ser electos: reformas que promoverán, proyectos concretos que buscarán implementar, posición en relación con temas diversos, etc.

De esta manera, el ciudadano votaría considerando las habilidades de cada candidato y los beneficios que aportarían sus propuestas de reformas. Así, dejaríamos de votar por el partido que éstos representan y, evidentemente, por apariencias.

Sin duda, el requisito del Curriculum Vitae no hace el proceso infalible. Lo mismo sucede en las empresas. Asimismo, aunque éste y el programa de trabajo fueran obligatorios, habría muchos ciudadanos que no los consultarían para realizar un voto razonado. Sin embargo, ¿no cree usted que la propaganda política actual es una burla para quienes sí tratamos de votar razonadamente? ¿Acaso es mejor seguir gastando millones de pesos en propaganda política que nos dice nada? ¿Seguimos votando por quien nos parezca más honesto (menos corrupto), más guapa o mejor parecido (menos feo), etc.? ¿Si aún para seleccionar participantes para un concurso de belleza o una agencia de modelos, donde la apariencia es muy importante, no es suficiente una fotografía, por qué, para un puesto donde se tomarán decisiones trascendentales para un país, una fotografía basta?


2. Mecanismo para evaluar el desempeño de nuestros gobernantes.

El programa de trabajo que presente cada candidato durante su campaña serviría también para supervisar el desempeño de quienes eventualmente son electos, comparando sus metas propuestas con las realmente ejecutadas y así, premiar o castigar a aquéllos que deseen continuar su carrera política. Porque, aunque en teoría no se permite la reelección en nuestro país, los políticos pueden ser varias veces diputados, varias veces senadores, etc., y nadie evalúa su actuación. Si en cualquier empresa a todo empleado se le demandan resultados -incremento de ventas, aumento de participación de mercado de sus marcas, reducción de costos y gastos, etc.-, ¿por qué a nuestros gobernantes no les pedimos cuentas?

Asimismo, ¿por qué tenemos que esperar tres años (diputados, presidentes municipales, jefes delegacionales) o seis años (senadores, gobernadores) para que los ciudadanos podamos expresar mediante el voto nuestra aprobación o desacuerdo con el desempeño de nuestros gobernantes? ¿Se debería evaluar periódicamente (anual, semestralmente) el desempeño de nuestros gobernantes a través de indicadores de desempeño? ¿Por qué no, por ejemplo en el caso de los legisladores, evaluar su actuación monitoreando, además del cumplimiento de sus promesas de campaña: iniciativas presentadas (y aprobadas); iniciativas y reformas votadas; posición en relación con determinadas reformas; asistencias y participaciones; etc.?

Y si el voto es el único mecanismo de rendición de cuentas, ¿se debería permitir la reelección?


3. Miembros del Potencial Gabinete y Planes Nacionales.

A 100 días del inicio de cada sexenio, ¿cuántos Secretarios presentan el Plan Nacional de Desarrollo del sector que dirigen? ¿Cuántos meses más debe el País esperar para que estos planes nacionales se den a conocer e inicie su ejecución?

En este sentido, ¿no sería más eficiente si los candidatos a Presidente de la República (Gobernador) presentaran durante sus campañas a los potenciales miembros de su gabinete (evidentemente, con la aceptación oficial del potencial Secretario), y éstos, a su vez, dieran a conocer los planes nacionales (estatales) de desarrollo del sector que administrarán?

Además de que el país ahorraría tiempo, ¿no tendríamos los ciudadanos más parámetros para votar, al evaluar con anticipación la trayectoria y habilidades de cada uno de los probables Secretarios, la factibilidad de sus programas de trabajo, los posibles resultados, la manera de obtener recursos, etc.? ¡Qué triste que los Planes Nacionales de cada sector sean publicados transcurridos seis meses o un año desde el cambio de administración!


Ojalá que las instituciones gubernamentales correspondientes, o bien algún organismo no gubernamental, algún medio de comunicación u organismo empresarial tome la iniciativa de impulsar o implementar estas ideas; por ejemplo, a través de la creación de algún sitio en internet donde se puedan presentar permanentemente los curriculum vitae, los programas de trabajo de los candidatos, los Planes Nacionales (Estatales, Municipales) tentativos, etc.

He enviado estas ideas a cientos –sin exagerar- de legisladores, organismos del gobierno, ONGs, etc. Desafortunadamente, y aunque he recibido respuestas de varios de ellos, nadie las promueve, menos aún, las ejecuta. He abierto un blog http://www.mejoresgobernantes.blogspot.com/ donde incluyo estas ideas, así como las respuestas que he recibido de Presidencia de la República y del IFE, entre otros organismos. Evidentemente, no he recibido respuesta alguna de legisladores. Si Presidencia de la República, el IFE, los legisladores, etc., no quieren llevar a cabo ideas que la mayoría de los ciudadanos hemos considerado una y otra vez, ¿entonces quién? ¿A qué institución del país le debo enviar estas propuestas?

Los ciudadanos hemos planteado éstas y otras muchas ideas (períodos de sesiones legislativas de 12 meses y no 6 meses, como en cualquier otro trabajo; conveniencia de los diputados plurinominales y del fuero; una sóla fecha para elecciones en todo el país y para todos los puestos de representación; etc.) Sin embargo, los únicos que tienen autoridad para aprobar leyes relacionadas son nuestros legisladores. Y si los ciudadanos seguimos sin hacer algo, ¿podemos esperar que nuestros gobernantes propondrán autoregularse?

Sin duda, votar es indispensable; sin embargo, ¿cree usted que es suficiente? Por otro lado, ¿cree usted que criticar a nuestros gobernantes en conversaciones con amigos, familiares, etc., tiene algún efecto? En lugar de quejarnos de la ineptitud de nuestros gobernantes, ¿no los deberíamos enfrentar para que ejecuten nuestras ideas?


Humberto Muray

1 Comments:

  • pienso que este tema que no solo compete para mexico ,sino asi mismo para toda america latina .tenemos los gobernantes que queremos .
    mientras en nuestros campos las gentes no cuemten con la proteccion del gobierno que solo se ocupa de ellos en epocas de eleciones.y nuestras gentes no tengan trabajos y seguridad social
    por lo cual estos mismos aspirantes a los diferentes cargos politicos se aprovechan para engañar por medio de promesas que al final solo se queda en eso .no existiran gobiernos capaces de establecer unas verdaderas democracias para el pueblo por las cuale nosotros em las urmas soñamos tener .

    By Anonymous Anónimo, at 3:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home